Seguinos en

Novedades

Una nueva prueba de saliva podría convertirse en una forma rápida de detectar el cáncer de mama

El sensor diseñado por la Universidad de Florida utiliza impulsos eléctricos que pasan a través de tiras reactivas que responden a biomarcadores seleccionados de la enfermedad.

Las mamografías son una incomodidad que salva vidas en las mujeres de mediana edad, pero una nueva herramienta podría hacer que hacerse una prueba de detección del cáncer de mama sea tan fácil como escupir. Literalmente.

Un nuevo biosensor portátil puede detectar biomarcadores de cáncer de mama a partir de una pequeña muestra de saliva, informan los investigadores en la edición del 13 de febrero de la revista Journal of Vacuum Science & Technology B.

“Nuestro dispositivo es una excelente opción porque es portátil (más o menos del tamaño de una mano) y reutilizable”, dijo el investigador principal, Hsaio-Hsuan Wan, estudiante de doctorado de la Universidad de Florida. “El tiempo de prueba es de menos de cinco segundos por muestra, lo que lo hace altamente eficiente”.

El dispositivo utiliza tiras reactivas de papel tratadas con anticuerpos específicos que responden a biomarcadores de cáncer dirigidos, explicaron los investigadores. Cuando se coloca una muestra de saliva en la tira, se envían pulsos de electricidad a los puntos de contacto del dispositivo.

Estos pulsos hacen que los biomarcadores se unan a los anticuerpos, lo que altera la señal de salida del electrodo lo suficiente como para proporcionar lecturas sobre el riesgo de cáncer.

En comparación, las mamografías, las ecografías y las IRM son costosas y requieren grandes piezas de equipo y una exposición a la radiación de dosis baja, dijo Wan. “En muchos lugares, sobre todo en los países en desarrollo, las tecnologías avanzadas, como la IRM para las pruebas del cáncer de mama, quizá no estén fácilmente disponibles”, añadió en un comunicado de prensa de la universidad.

“Nuestra tecnología es más rentable, ya que la tira reactiva cuesta solo unos pocos centavos y la placa de circuito reutilizable tiene un precio de 5 dólares”, agregó Wan y dijo: “Estamos entusiasmados con el potencial de tener un impacto significativo en áreas donde las personas podrían no haber tenido los recursos para las pruebas de detección del cáncer de mama antes”.

El dispositivo puede proporcionar resultados precisos de las pruebas con solo una gota de saliva, incluso si la concentración del biomarcador de cáncer es una minúscula cuatrillonésima parte de un gramo por mililitro.

Uno de los biomarcadores involucra al receptor 2 del factor de crecimiento epidérmico humano (HER2), una proteína que impulsa entre el 15% y el 20% de los cánceres de mama invasivos. Otro es el CA 15-3, un antígeno liberado en el torrente sanguíneo por el cáncer de mama.
Los resultados mostraron que el dispositivo podía distinguir entre el tejido mamario sano, el cáncer de mama temprano y el cáncer de mama avanzado, utilizando esos dos biomarcadores. Los investigadores probaron el dispositivo en 21 muestras de saliva humana.
“Lo más destacado para mí fue cuando vi lecturas que distinguían claramente entre individuos sanos y aquellos con cáncer”, dijo Wan.
“Dedicamos mucho tiempo y esfuerzo a perfeccionar la tira, el tablero y otros componentes. En última instancia, hemos creado una técnica que tiene el potencial de ayudar a personas de todo el mundo”.

Fuente: Infobae